La Habitación Amarilla ofrece una sensación de verano durante todo el año. Posee un delicioso interior y una cálida terraza, con la sensación del aire mediterráneo y los colores del amanecer de Santiago.