La Habitación Blanca es un espacio minimalista lleno de luz, con la pureza de la nieve y el aire. Su dinámica arquitectura ofrece una gran sensación de paz y relajación.